Qué llevar al Camino de Santiago – Consejos para el peregrino

 In Consejos

Se dicen muchas cosas y muy positivas sobre el Camino a Compostela, pero si quieres asegurarte de que tu experiencia va a ser tan mágica o espiritual como algunos te han contado, es fundamental que vayas preparado y sepas exactamente qué llevar al Camino de Santiago.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que vas a caminar muchas horas con tu  equipaje a cuestas, así que olvídate de todos estos “por si acasos” con los que sueles llenar tu maleta. Al final y al cabo, meter más cosas innecesarias solamente se traducirá en más peso e incomodidad a la hora de hacer el camino.

Por otra parte, el contenido de tu mochila variará bastante según la época del año en la que vayas a hacer el Camino a Santiago. De todos modos, y aunque hagas el recorrido en invierno, recuerda que vas a pasarte buena parte del día activo y en movimiento, con lo que tampoco es recomendable que te pongas mil capas de ropa.

Guía – Qué llevar al Camino de Santiago

Mochila

Es fundamental que la mochila de viaje que uses para hacer el Camino sea impermeable y se pueda regular para adaptarse a tu espalda y estatura. Por normal general, la carga de la mochila nunca debe de ser superior al 15-20% de tu peso, pero en este caso que vas a caminar durante tantas horas lo mejor será que reduzcas esta carga lo máximo posible hasta un 10%.

También puedes echar un vistazo a este post en el que te cuento qué tener en cuenta a la hora de escoger una mochila de viaje.

Calzado

Vas a tener que cuidar mucho de tus pies durante esas largas jornadas de senderismo, por lo que no conviene que escatimes en lo siguiente cuando estés pensando en qué llevar al Camino de Santiago.

Botas para caminar. De caña baja o media, pero siempre que abracen el tobillo para evitar lesiones.

Chanclas. Una vez que llegues al albergue, lo mejor es que tus pies transpiren lo máximo posible, con lo que recuerda siempre llevar contigo unas cómodas chanclas. Además, las necesitarás también para usar en la ducha.

Calzado extra. Si puedes, yo también te recomendaría llevar una zapatillas de deporte para intercalar con las botas durante los días que no llueva.

Saco de dormir

Durante el verano será suficiente con un saco de dormir ligero ya que tampoco suele hacer mucho frío en los albergues. Sin embargo, si vas a hacer el camino de Santiago en invierno es importante que te hagas con un saco de dormir más aislante.

Ropa

La regla básica para todo peregrino en cuestión de ropa es que menos es más, más comodidad y más disfrutar sin estar pasándolo mal por tener la mochila demasiado cargada. Además, a la hora de pensar en qué llevar al Camino de Santiago, ten en cuenta que todos los albergues tienen la posibilidad de lavar la ropa, tanto a mano con en una lavadora.

Pantalones. Uno para caminar y otro para los momentos de descanso. Si vas a hacer el camino en verano, es conveniente llevar al menos un pantalón corto. Por el contrario, durante el invierno lo más recomendable es llevar dos pantalones térmicos largos.

Camisetas. Dos camisetas para caminar (en invierno deberían ser camisetas térmicas y de manga larga) y otra para los momentos de descanso.

Ropa interior y calcetines. Dado que todos los albergues tienen servicio para lavar la ropa, con un par de mudas sería suficiente.

Un jersey o cazadora que pesen poco para no tener que cargar demasiado los días que haga buen tiempo.

Gorra/sombrero. En verano necesitarás un sombrero para protegerte del sol y en invierno lo mejor es que optes por un gorro y una braga para no pasar mucho frío.

Impermeable. Para que la lluvia no te pille desprevenido, acuérdate de llevar también un chubasquero independientemente de la época del año en la que vayas a hacer el camino de Santiago. El chubasquero debe cubrir la mochila también, o sino comprarte un protector aparte para la mochila.

Higiene

Neceser. Cepillo de dientes, pasta, champú, gel y desodorante en formato de viaje si es posible.

Tapones de los oídos, si eres de a los que les cuesta conciliar el sueño en los albergues.

Jabón o pastillas para lavar la ropa.

Cuchillas de afeitar.

Pañuelos de papel y papel higiénico.

Toalla. En este caso lo mejor será que optes por una toalla de microfibra de secado rápido.

Crema de protección solar.

Botiquín

A la hora de pensar en qué llevar al camino de Santiago, es importante no olvidarse de un pequeño botiquín. Los albergues siempre tienen uno, y la mayor parte de los pueblos por los que pases van a tener su propia farmacia o supermercado, pero es conveniente tener un mini botiquín a mano para cualquier emergencia.
Crema anti rozaduras o crema hidratante.

Tijeras.

Tiritas, esparadrapo y gasas.

Antihistamínicos, si sueles tener alergia.

Antiséptico (Betadine), Analgésicos (Paracetamol o aspirinas)

Documentación

Credencial del peregrino. Es el documento que te acreditará como peregrino, el cual necesitarás para dormir en casi todos los albergues o para conseguir descuentos especiales. Puedes conseguir el credencial solicitándo directamente en la Oficina de Acogida al Peregrino o a través de determinadas instituciones autorizadas.

DNI o pasaporte.

Tarjeta sanitaria.

Tarjeta de crédito y algo de dinero en efectivo.

Otros accesorios

Varias pinzas para tender la ropa.

Linterna, aunque otra opción es usar la función de linterna de tu teléfono móvil.

Bolsas de plástico con las que podrás organizar las cosas dentro de tu mochila o separar la ropa sucia.

Funda de almohada, fundamental si vas a dormir en albergues.

Navaja.

Cantimplora. Es recomendable que tenga capacidad de un litro.

Bañador para los meses de verano.

Baston o bordón. Símbolo por excelencia del peregrinaje hacia Compostela. Puedes usar unos bastones de trekking para ayudarte en las subidas y bajadas o hacerte con el típico bordón de madera.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

preparar neceser de viaje