11 cosas que hacer en el lago Bled y alrededores

 In Destinos

El lago Bled es una maravilla. Compuesto por un inmenso lago de color esmeralda brillante y con el telón de fondo de los Alpes Julianos, hay que sumarle también la isla de Bled presidida por la iglesia de la Asunción y el castillo construido sobre las rocas a más de 130 metros de altura. Y bueno, también tienen el pastel de Bled que viene siendo como una especie de Milhoja con crema pastelera y merengue que está buenísima 🙂

Nos pasamos dos días recorriendo el lago de Bled y alrededores y la verdad es que se estaba tan agustito que nos hubiésemos quedado mucho tiempo más. Incluso para haber ido a finales de Julio tampoco es un sitio muy masificado – ¡por ahora! -, lo cual para mí le añade puntos extra.

Para ayudarte a planificar tu viaje al lago Bled y alrededores, he recopilado en este artículo nuestros lugares favoritos, incluyendo también el lago Bohinj y la garganta de Vintgar.

Cosas que hacer en el lago Bled y alrededores

 

Disfrutar de las vistas del castillo de Bled

Según te vayas acercando al lago Bled desde el centro del pueblo, una de las primeras cosas que te llamará la atención será su castillo. Y es que es inevitable admirar este lugar construido sobre un promontorio montañoso y con esas vistas de cuento. ¡Imagínate cómo sería vivir ahí y despertarse cada mañana ante ese majestuoso paisaje!

La primera mención escrita que se tiene del castillo de Bled data del año 1011, cuando el rey alemán Enrique II lo cedió a los obispos de Brixen. Desde entonces ha sufrido bastantes cambios de propiedad, los cuales lo han convertido en una mezcla de estilos arquitectónicos.

A la hora de acceder al castillo de Bled, se puede hacer tanto andando como en coche. El precio de la entrada al castillo es de 11€.

 

Visitar la isla de Bled

Si eres aventurero, te gustará saber que puedes llegar nadando hasta la isla de Bled sin problemas. Sin embargo, no podrás entrar en la iglesia en bañador así que quizás te lo pienses mejor y contrates una de sus típicas embarcaciones para llegar hasta el islote. La entrada a la iglesia de la Asunción cuesta 6€.

 

Darse un baño en el lago

Nuestro viaje a Eslovenia nos coincidió en medio de una ola de calor, así que bañarse en esas aguas turquesas fresquitas fue de las mejores cosas de todo el viaje.

Hay un montón de lugares en los que te puedes bañar a lo largo de los 6 kilómetros del lago, e incluso hay zonas que podemos considerar como pequeñas playas fluviales. También hay algún hotel que tiene su propio acceso privado al lago como el Hotel Vila Bled, el cual fue durante años lugar de residencia del antiguo presidente yugoslavo Tito. ¡No tenía mal gusto!

 

Hacer paddle surf

Otra de las cosas que más disfrutamos de los dos días que pasamos en el lago Bled y alrededores fue hacer paddle surf a lo largo del lago. Aunque nosotros alquilamos unas tablas por 10€/hora, también puedes reservar clases de paddle surf o tour guiado con los chicos de Bananaway.

 

Hacer senderismo hasta uno de sus miradores

El lago Bled está rodeado de montañas así que una actividad muy frecuente es también hacer senderismo hasta uno de sus miradores para tener una de esas vistas de infarto del lago Bled.

Nosotros subimos hasta el mirador de Mala Osojnica que está a 685 metros de altura y al llegar me dieron hasta ganas de pellizcarme para comprobar que la belleza de paisajes que tenía ante mis ojos era real. Otro de los miradores más populares es Ojstrica.

 

Probar el pastel de Bled

Metiéndonos en materia gastronómica, si hay algo de lo que se enorgullecen los locales de la zona es de su pastel de Bled. Se parece mucho a nuestra mítica milhoja, aunque con un sabor quizás más dulce y cremoso. Uno de los mejores lugares para probarlo es el Slascicarna Zima.

 

Un paseo en una de sus míticas embarcaciones

Como dije antes, hay unas embarcaciones muy típicas en el lago de Bled que reciben el nombre de pletnas. Básicamente lo que la góndola es a Venecia, el pletna es al lago Bled.

Nada más llegar las reconocerás por su colorido toldo y su cuerpo de madera. Los orígenes de este tipo de barquitos se remontan al año 1590 y pueden transportar hasta a 20 personas. El precio ronda los 15€ por persona ida y vuelta.

 

Disfrutar de un amanecer o atardecer en el lago

Otra de las mejores cosas que hacer en el lago Bled y alrededores es disfrutar de un amanecer o atardecer. Nosotros estábamos un poco perezosos y levantarnos a las 5 de la mañana no nos apetecía demasiado, pero sí que disfrutamos de un bonito atardecer en el lago.

Además, a esas horas de la tarde la gente ya se empezaba a marchar y también aprovechamos para darnos otro bañito mientras veíamos los colores rosáceos del atardecer sobre el lago. ¡Experiencia completa!

 

Adentrarse en la garganta de Vintgar

Es hora de expandirse un poco más y salir del lago Bled, ¿no?. Una de las excursiones estrella que puedes hacer desde aquí es visitar la garganta de Vintgar, un desfiladero a lo largo del río Radovna y  que separa los montes Boršt y Hom. Se trata de un paseo de unos 2 kilómetros, en los que verás como la vegetación del lugar se funda con el verde esmeralda del río.

Además, también está permitido el baño. El único problema que encontrarás al bañarte será la temperatura gélida de sus aguas. Yo fui pensando que la temperatura del río sería similar a la del lago Bled y la verdad es que estaba bastante lejos de la realidad. Tengo que admitir que metí los pies, y que al cabo de unos segundos hasta me dolían de lo fría que estaba el agua. De todos modos, había algunos valientes bañándose así que tú puedes ser uno de ellos 🙂

En cuanto a cómo llegar a la garganta de Vintgar, puedes hacerlo tanto andando como en autobús. Andando son unos 5 kilómetros desde Bled que están perfectamente señalizados. A la vuelta estábamos ya cansados y decidimos coger un shuttle bus de la compañía Alpetour que nos costó 1€. Aquí puedes echar un vistazo a los horarios.

 

Conocer el lago Bohinj, el más grande de Eslovenia

Eclipsado por el famoso lago Bled, el lago Bohinj es también muy bonito y además se trata del más grande de Eslovenia por lo que no podía faltar en esta lista de cosas que hacer en el lago Bled y alrededores. Desde Bled, salen bastantes buses que van hasta Bohinj. El trayecto es de en torno a 45 minutos y el precio creo recordar que estaba en torno a 3,60€ el trayecto.  De nuevo, puedes echar un vistazo a los horarios en la página de Alpetour.

Desde aquí también puedes hacer varias caminatas como las que van hasta el Monte Pršivec y Vogar.

 

Llegar hasta Liubliana, el corazón del país

Y si vas a pasar unos días en el lago Bled y alrededores, qué menos que visitar también la capital del país, ¿no?. Os hablo más profundamente de Liubliana en este otro post, pero os recomiendo totalmente la visita ya que además de que sorprende por su buen ambiente, colorido y zonas verdes, desde Bled salen buses cada media hora -al menos durante el verano- y también es accesible por tren.

Y hasta aquí la lista de cosas que hacer en el lago Bled y alrededores. ¿Alguna que me haya dejado en el tintero? 🙂

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search