Un baño entre montañas en la piscina de Seljavallalaug en Islandia

 In Destinos

La piscina de Seljavallalaug figura en muchas de esas listas sobre lugares secretos o escondidos que se pueden encontrar a lo largo de Islandia. Y ya se sabe que por lo general cuando un lugar empieza a ser incluido en muchas listas del estilo, pues obviamente deja de ser tan secreto. En el caso de la piscina de Seljavallalaug ha pasado un poco esto aunque eso no quita que sea un lugar de una belleza increíble y que además simboliza muy bien la relación que los islandeses han tenido con el mar.

 

La historia de la piscina de Seljavallalaug

Para empezar, la piscina de Seljavallalaug es la piscina más antigua de Islandia. Fue construida en el año 1923, época en la cual los islandeses no se llevaban muy bien con la natación. Aunque te parezca increíble a día de hoy ya que Islandia está llena de piscinas o lugares donde darse un baño, esto no siempre fue así y a comienzos del siglo XX solamente un grupo muy reducido de locales era capaz de nadar.

Esto suponía un grave problema dado que vivían en una isla y necesitaban tener contacto con el agua y el mar constantemente. Además, por aquel entonces la mayor parte de la gente trabajaba en la pesca así que cuando el mar estaba embravecido, tenían lugar bastantes accidentes fatales.

Fue entonces cuando se empezó a pensar en cómo mejorar esta situación y se construyó la piscina de Seljavallalaug, en la que muchos islandeses aprendieron a nadar. A partir de ahí el resto de la historia ya es más conocida por cualquier persona que haya visitado Islandia ya que su estrecha relación con las actividades de agua es fácilmente palpable en cualquier lugar.

 

La piscina entre montañas

Por otra parte, la piscina en sí no sería tan llamativa sino fuese por el increíble valle que la rodea. A decir verdad, como nosotros fuimos a Islandia en Semana Santa, la piscina de Seljavallalaug no tenía mucho de secreta ya que estaba llena de otros turistas como nosotros. Sin embargo el paseo que dimos por el valle compensó con creces la falta de intimidad en la piscina.

Probablemente si viajas a Islandia en invierno o en otro momento del día que no sean las horas centrales, no tengas este problema pero no está mal tenerlo en mente para ir con las expectativas lo más realistas posibles.

 

¿Cuál es la temperatura del agua en la piscina de Seljavallalaug?

La temperatura del agua en la piscina de Seljavallalaug en realidad depende bastante de la época del año en la que vayas. Nosotros fuimos en marzo y calculo que la temperatura estaría en torno a 25°C, algo que para mucha gente no llega a ser suficiente como para bañarse.

Sin embargo, dicen que entre mediados de primavera y final de otoño, el agua de la piscina suele estar en torno a 30-35°C así que el baño será mucho más agradable.

 

¿Cómo llegar a la piscina de Seljavallalaug?

Lo bueno de la piscina de Seljavallalaug es que es fácilmente accesible si estás recorriendo la zona de la costa sur de la isla.

Según vienes desde Reikiavik, tendrás que estar atento una vez que pases la granja Thorvaldseyri que se encuentra a los pies del volcán Eyjafjallajokull. Después de aproximadamente 1 kilómetro, pasarás por un pequeño puente y tendrás que girar hacia la carretera 242 con el rótulo Raufarfell. A partir de ahí, simplemente tendrás que seguir recto hasta la señal que dice Seljavellir y dejar el coche en una zona que hay habilitada para aparcar. Por cierto, esta última parte es un camino de gravilla así que lo mejor es que vayas con cuidado.

Una vez en el aparcamiento, tendrás que caminar 15 o 20 minutos hasta el fondo del valle. La piscina se encuentra detrás de una esquina así que no es muy visible hasta que estás prácticamente al lado. Para llegar hasta aquí tendrás que cruzar un pequeño arroyo y el camino es un poco irregular, pero es apto para prácticamente cualquier tipo de persona.

 

Información práctica de la piscina de Seljavallalaug

Precio: La piscina de Seljavallalaug es completamente gratis

Vestuarios: Hay un vestuario para cambiarse  justo al lado de la piscina, pero no te esperes nada sofisticado ya que es simplemente una vieja caseta.

Duchas y baños: No hay duchas ni baños

Comida: No hay ningún lugar para comer en los alrededores de la piscina así que si quieres comer por esta zona tendrás que traerte tu propia comida.

Calzado. Ya que hay que cruzar un pequeño arroyo, lo mejor es que lleves botas de senderismo.

 

Si quieres leer más cosas sobre Islandia, no te pierdas este artículo sobre nuestro recorrido por la costa sur del país.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search