Los mejores sacos de dormir de invierno para no pasar nada de frío

 In Accesorios, Destacados

El invierno no tiene por qué detener tus ganas de viajar y disfrutar de la naturaleza y la montaña. Eso sí, no hay nada como dormir calentito y más todavía cuando el frío aprieta fuera. Por eso, he preparado este artículo sobre los mejores sacos de dormir de invierno para que no corras ningún riesgo de sufrir una hipotermia y a la vez puedas disfrutar de la aventura y los preciosos paisajes invernales.

 

Los 5 mejores sacos de dormir de invierno

 

Saco de dormir de North Face Kazoo

Prácticamente cualquier producto de North Face es una gran inversión debido a su precio elevado, sin embargo en la mayoría de los casos termina valiendo la pena ya que son productos de alta calidad que te durarán casi toda una vida.

El saco de dormir de invierno de North Face Kazoo es un ejemplo de ello y todo un clásico de la marca. La temperatura de confort de este saco es de -2°C y temperatura límite es de -10°C y está fabricado en plumón. Por otra parte, pesa 624 gramos y es fácilmente comprimible por lo que no te ocupará mucho espacio en tu maleta.

La parte exterior de esta saco de dormir de invierno está fabricada en nylon, lo cual ofrece una mayor protección frente a la humedad.  Tanto la zona de la capucha como la parte superior del pecho son bastante amplias por lo que incluso si eres de hombros anchos estarás bastante cómodo. La zona de los pies también es muy cómoda y espaciosa.

 

 

Saco de dormir Planet Hiker

Un saco de dormir de invierno más económico es el de Planet Hiker. La temperatura de confort es de 0°C, y la límite es de -5°C por lo que te valdrá para el invierno siempre y cuando no vayas a viajar a temperaturas extremas. Pesa 1,70 kilogramos, lo que lo convierte en un saco de dormir más pesado que el de North Face Kazoo por ejemplo.

Por otra parte, el saco de dormir Planet Hiker tiene un relleno sintético de doble capa de doble capa de 350gr y el forro de poliéster con el que está fabricado es muy agradable al tacto. El saco es bastante amplio y puede ser utilizado tanto por hombres como por mujeres.

Finalmente, mencionar que este saco de dormir es impermeable y también se puede lavar a máquina hasta a 30°C de temperatura.

 

 

Saco de dormir Hyke & Byke Snowmass

Si estás buscando uno de los mejores sacos de dormir de invierno, el de Hyke & Byke Snowmass es una muy buena opción. No solamente porque podrás dormir calentito con temperaturas de hasta -15°C sino porque además viene con un montón de funcionalidades extra.

Por una parte, el saco de dormir Snowmass tiene dos tamaños diferentes y pesa entre 1,60kg o 2 kg según el tamaño. Se puede comprimir muy bien y te cabrá seguro en el apartado inferior que la mayoría de mochilas de viaje del mercado tienen destinada para el saco de dormir.  El interior de plumón está muy bien acolchadito por lo que podrás dormir agusto aunque no tengas una esterilla sobre la que colocarte.

El tejido con el que está hecho el forro exterior es muy resistente y repele muy bien el agua. s un saco de dormir tipo  momia y aunque no se puede cerrar en la parte del collarín, apenas lo notarás ya que la forma que tiene te protegerá perfectamente la zona de la cara y el cuello del frío.

 

 

Saco de dormir Altus Andes 1000D Pluma

Otro de los mejores sacos de dormir de invierno, pero esta vez para climas no extremos. El saco de dormir Altus Andes está fabricado con plumón de ganso y la temperatura de confort es de 4ºC, mientras que la temperatura límite es de -1ºC.

Una de las cosas que más me gustan del saco de dormir Altus Andes es su ligereza ya que solamente pesa 1 kilogramo. El tejido cuenta con una buena repelencia al agua y dispone también de cordones elásticos y un cabezal ergonómico.

Viene con dos fundas, una normal y otra de compresión. Lo más recomendable es que cuando no se use se guarde en la funda de compresión para conservar mejor el relleno de plumón.

 

 

Rab Ascent 900

Precio: EUR 346,13

El saco de dormir capaz de resistir temperaturas más extremas de esta lista es el Rab Ascent 900. La temperatura límite de este saco de dormir es de -18ºC por lo que es un saco apto para dormir al aire libre durante noches frías de invierno. Además, el tejido viene con un tratamiento específico para repeler la humedad sin perder ninguna de sus prestaciones y transpirabilidad.

El saco Rab Ascent 900 pesa 1,53 kilogramos, por lo que tampoco es muy pesado teniendo en cuenta lo cálido que es.  También tiene una forma momia muy cómoda y la zona de los pies es bastante ancha para proporcionar mayor comodidad.

Además, es un saco de dormir de invierno de alta calidad y fabricado en muy buenos materiales por lo que es una inversión que te durará mucho tiempo.

 

 

¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un saco de dormir de invierno?

Aislamiento

Los sacos de dormir suelen usar aislante de plumón o sintético. Los de plumón suelen tener una mejor relación calor-peso, y por lo tanto son muy recomendables si quieres dormir calentito y a la vez viajar ligero. El problema es que son mucho más caros y también pierden propiedades si se mojan o se humedecen. En los últimos años también han salido algunos modelos de sacos de dormir de plumón con repelente al agua que pueden llegar a ser muy útiles si va a dormir en sitios de nieve.

Mi recomendación es que si estás buscando un saco de dormir para el invierno, te decidas por el plumón. Sin embargo, si tu presupuesto es más bajo y no te puedes permitir uno de estos, puedes optar por uno sintético que soporte bajas temperaturas.

Temperatura

La mayor parte de sacos de dormir incluyen una etiqueta que te indicará la temperatura a la que podrás utilizarlo con comodidad así como su temperatura límite.  Esto significa que si la temperatura límite de tu saco de dormir es de -2°C, nunca deberías usarlo si se pronostican temperaturas nocturnas inferiores ya que no te va a proteger lo suficiente de ese frío. A la hora de buscar los mejores sacos de dormir de invierno es muy importante que te fijes en esto.

Tamaño

Si estás buscando un saco de dormir para el invierno también te tendrás que fijar en su tamaño. Suelen tener diferente tallas así que es importante que te fijes en esto para que te quede cómodo y puedas dormir a pierna suelta.

Estilo

Hay varios estilos diferentes de sacos de dormir. Sin embargo, para el invierno lo más recomendable es que te decidas por uno tipo momia ya que ofrece un mejor aislamiento permitiendo cerrarlo cómodamente a la altura del cuello con un cordón. De este modo, el aire calentado por el cuerpo no se escapará hacia el exterior.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search