Las 6 mezquitas de Estambul más bonitas y que no te puedes perder

 In Destinos


En la ciudad de las 3.000 mezquitas, mires a donde mires verás un sinfín de minaretes y cúpulas. Aunque Estambul esté plagada de influencias europeas y de altos rascacielos, las mezquitas siempre están presentes para recordarte que en realidad te encuentras en aquella gran capital del Imperio Otomano.

Sería imposible visitarlas todas aunque supongo que cada una de ellas tiene algo especial proyectando en cierta manera la identidad de la ciudad, así como su cultura e historia. Para ayudarte en tu viaje por la capital del Imperio Otomano, he hecho esta selección de mis mezquitas favoritas de Estambul. ¡Espero que las disfrutes tanto como hice yo!

 

Las 6 mezquitas de Estambul que tienes que visitar

Mezquita de Ortaköy

La mezquita de Ortaköy es para mi gusto la más bonita de todas las que vimos en nuestro viaje por Estambul. No tiene la historia que tiene Santa Sofía detrás, pero la situación en la que se encuentra a orillas del Bósforo y su arquitectura tan especial la convierten en una auténtica imagen de postal.

La mezquita de Ortaköy fue construida a partir de unas ruinas de un antiguo palacio que se encontraba en esta zona del puerto. Los arquitectos de la familia Balyan fueron los encargados de darle su estilo neobarroco tan característico. Además, en sus comienzos no se trataba solamente de un lugar de culto, sino que tenía varias estancias privadas para el sultán.

Lo único malo de la mezquita de Ortaköy es que está un poco alejada del resto de iconos turísticos. Sin embargo, merece totalmente la pena si quieres experimentar un poco de vida local. Desde Beşiktaş hay varios buses que hacen este trayecto.

Mezquita de Suleimaniye

Si hay una mezquita que va a estar siempre presente en tu viaje por Estambul, es la mezquita de Suleimaniye. ¿La razón? Se encuentra en lo alto de una colina y sus minaretes y cúpulas se pueden apreciar desde casi cualquier parte de la ciudad.

Además de ser una de las mezquitas de Estambul más impresionantes, también se dice que es la más grande. Combina elementos arquitectónicos islámicos y bizantinos, y al igual que otras mezquitas imperiales, Suleimaniye fue un complejo de edificio entre los que se incluía una escuela, un hamman, aulas para aprender el Corán y hasta una cocina pública para dar de comer a los más pobres.

Además, desde la mezquita también podrás disfrutar de impresionantes vistas de la ciudad y especialmente del Cuerno de Oro, la torre Gálata o el puente del Bósforo.

Mezquita de Santa Sofía

Estambul es el eterno punto de unión entre Oriente y Occidente y Santa Sofía representa esto como ningún otro monumento. Esta mítica mezquita de Estambul fue en su origen una iglesia construida entre los años 532 y 537. Más de 900 años después, en el año 1454, fue tomada por el Imperio Otomano y convertida en mezquita añadiéndole hasta cuatro minaretes. Y desde el año 1935 funciona como museo.

De las mezquitas de Estambul incluidas en este artículo es la única por la que hay que pagar por entrar, sin embargo te merecerá totalmente la pena ya que se trata de una obra arquitectónica sin igual. El precio de la entrada es de 60TL y puedes ver los horarios a través de este enlace. También puedes reservar la entrada con antelación para evitar colas. 

Mezquita Azul

Construida entre los años 1609 y 1616, se considera que la Mezquita Azul o Mezquita de Sultanahmet fue la última gran mezquita de la época otomana.

Entre las características que le dan a la Mezquita Azul su carácter tan especial está el hecho de que cuenta con 6 minaretes, en lugar de 2 o 4 como todas las demás. De hecho, esto en su época desató mucha polémica ya que la Meca también contaba con 6 minaretes. Finalmente para evitar disputas, a la Meca se le añadió un séptimo minarete.

Aunque por fuera no es exactamente azul, una vez que entres encontrarás el verdadero motivo de su nombre. ¡Hay más de 20.000 azulejos azules que adornan la cúpula y toda la parte superior de la mezquita!

Aunque se trata de otro lugar emblemática, la Mezquita Azul se sigue usando como lugar de rezo y la entrada es gratuita. Eso sí, durante las horas de rezo solamente pueden entrar los locales.

Mezquita de Eyüp

El barrio de Eyüp se trata de uno de los más tradicionales y conservadores de Estambul y un lugar perfecto para pasearte si buscas alejarte un poco de las zonas más turísticas. Además, en este barrio se encuentra también la Mezquita de Eyüp, que es uno de los lugares más importantes de peregrinación musulmana después de la Meca y Jerusalén.

¿A qué se debe esta devoción? Pues fundamentalmente a que en su interior se encuentra la tumba de Abbu Ayyub al-Ansari, uno de los compañeros del profeta Mahoma y que intentó en el año 670 la primera conquista de Constantinopla.

Por cierto, aprovecha tu visita a esta bonita mezquita de Estambul para conocer también el Café Pierre Loti y disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Mezquita Selimiye

Si hablamos de las mezquitas de Estambul más bonitas, tenemos que incluir también las del lado asiático. La mezquita de Selimiye se encuentra a 5 minutos andando del puerto de Üsküdar y fue construida durante los años 1568 y 1575 por el arquitecto otomano Sinan.

Una de las peculiaridades de esta mezquita es que dicen que su sala de oración puede albergar hasta a 6.000 personas. Además, también está incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad por lo que no deberías perdértela.

¿Qué tienes que saber antes de visitar las mezquitas de Estambul?

La mayor parte de las mezquitas de Estambul son lugares de oración para los fieles y por lo tanto hay varias cosas que tienes que saber antes de visitarlas:

1) Todas las mezquitas incluidas en esta lista son gratuitas menos la Mezquita de Santa Sofía.

2) Se recomienda no entrar durante las horas de oración. De hecho, en la Mezquita Azul te lo prohibirán tajantemente con varios carteles y también hay personal de seguridad encargado de que esto se cumpla.

3) Para entrar en las mezquitas de Estambul tendrás que descalzarte. En la entrada suele haber un lugar para dejar los zapatos y en las más turísticas te darán también una bolsa de plástico.

4) Las mujeres tienen que cubrirse el cabello con un pañuelo o fular. Tampoco pueden entrar con los hombros o las piernas al descubierto. De todos modos, el grado de longitud de la falda o pantalón que lleves va a depender un poco de la permisividad de cada mezquita ya que hay algunas en la que es suficiente con ir tapada de rodilla para arriba.

5) En el caso de los hombres tampoco pueden entrar con pantalones cortos.

Y hasta aquí la lista de mis mezquitas de Estambul favoritas. Recuerda que nada mejor que hacer después de un día de turismo en Estambul es ir a relajarte a uno de sus baños turcos 🙂

 

 

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search