Guía completa para conocer Salzburgo en un día

 In Destinos

La ciudad de Salzburgo está unida directamente con Mozart en particular y con el sonido de la música en general. Y aunque pueda parecer una locura recorrerla en un día, lo cierto es que es perfectamente factible ya que se trata de una ciudad pequeña (¡solamente tiene en torno a 150.000 mil habitantes!) aunque con un rico legado.

Debido a su cercanía con Alemania, hay muchos viajeros que llegan a Salzburgo desde Múnich. En nuestra caso llegamos desde Viena, que se encuentra a 2 horas y media en tren. Una vez que pones un pie en Salzburgo, te darás cuenta de que además de seguir la vida de Mozart, hay muchas cosas que hacer y ver como catedrales, museos, contemplar su arquitectura clásica barroca o subir hasta su gran fortaleza visible desde cualquier parte de la ciudad. ¡Sigue leyendo para este itinerario para descubrir Salzburgo en un día!

 

Guía para conocer Salzburgo en un día

 

Pasear los jardines del Palacio de Mirabell

Una de las primeras paradas que tienes que hacer si quieres conocer Salzburgo en un día es visitar sus jardines más famosos  y que han llegado hasta la gran pantalla. De hecho, es muy posible que te suenen unas imágenes de María (Julie Andrews) en las que junto con los demás niños cantaban en la película “Sonrisas  Lágrimas” con la fuente de Pegaso como fondo.

El Palacio de Mirabell fue construido en el año 1606 y remodelado 2 siglos después. Actualmente, en su interior solamente se pueden visitar dos salas, pero lo que realmente merece la pena es darse un paseo por sus increíbles jardines.

Recorrer el encanto medieval de la calle Getreidegasse

A la hora de planificar tu recorrido para conocer Salzburgo en un día no te puedes perder el encanto de una de sus principales calles comerciales. Se trata de Getreidegasse situada en pleno casco antiguo de la ciudad.

Y es que aunque no te quieras comprar nada, lo más bonito de esta calle es ver cómo todo está integrado en el ambiente medieval de la ciudad. Además, cada tienda tiene su propio letrero de hierro forjado al estilo medieval. Hay que decir que algunas tiendas se lo han currado más que otras pero no te puedes perder el de McDonald´s ya que está considerado el letrero más bonito de la famosa cadena americana de comida rápida.

Entrar en la casa natal de Mozart

El hijo más famoso de la ciudad de Salzburgo nació en una casa situada en pleno casco histórico en la calle Getreidegasse. De hecho, aquí vivió sus años de niñez y juventud hasta el 1773, fecha en la que él y su familia se trasladaron a otra vivienda en Makartplatz.

En la casa natal de este gran genio de la música se pueden ver cartas, retratos y certificados originales que documentan la vida de Mozart en la ciudad. También hay instrumentos históricos del artista, como su clavicordio y el violín que utilizó durante su infancia como niño prodigio.

El precio de la entrada es de 11€. También puedes comprarte una entrada válida para visitar tanto su casa natal como el otro inmueble en el que vivió en Salzburgo por 18€.

 

Visitar la catedral de Salzburgo

Si bien es cierto que la mayor parte de la población austríaca no practica regularmente ninguna religión, las bases del país están basadas indudablemente en el cristianismo y tanto la Catedral de Salzburgo como las iglesias que hay a su alrededor son una clara muestra de ello.

En el caso de la Catedral, se encuentra ubicada en Domplatz y es de estilo barroco. Además la entrada es gratis. A cinco minutos andando de la misma, tampoco te puedes perder la iglesia Kollegienkirche.

Cruzar el río Salzach por el puente Makartsteg

El río Salzach divide el centro de la ciudad de Salzburgo en dos partes y entre los diferentes puentes, el más popular y romántico es del puente Makartsteg. Además de que las vistas desde el puente son muy bonitas, el puente en sí está repleto de candados de enamorados de ahí que se le conozca como el puente más romántico.  

Adentrarte en el cementerio Petersfriedhof

Uno de los cementerios más pintorescos en los que he estado y de los más antiguos del mundo. Se encuentra justo al lado de la catedral y su historia se remonta al año 1627.

Además de que aquí también se rodaron algunas imágenes de la película Sonrisas y Lágrimas, las tumbas son obras de arte adornadas con ese hierro forjado tan característico de Salzburgo y filigranas. Se puede visitar cualquier día de la semana y los horarios los puedes ver en esta página.

 

Visitar las catacumbas de Salzburgo

El acceso a las catacumbas de Salzburgo se hace desde dentro del propio cementerio. Aunque son bastante pequeñas, lo curioso de ellas es que están excavadas en la roca del monte Monchsberg por lo que la vista de ellas desde fuera es bastante curiosa.

Además, son de origen paleocristiano y se puede visitar tanto la cripta comunal como la capilla Gertraude. Lo más chulo de esta visita es quizás subir las escaleras y llegar hasta el mirador con vistas del cementerio y la ciudad de Salzburgo.

Subir hasta la fortaleza Hohensalzburg

Cualquier postal que se precie de Salzburgo tiene la imagen de la fortaleza de fondo, así que subir hasta ella es una de las visitas obligatorias para conocer Salzburgo en un día.

Como un poquito de historia nunca viene mal, has de saber que fue construida en el año 1077 para defenderse de un ataque por parte de Alemania y se trata de la fortaleza mejor conservada y más grande de toda Europa Central. Hoy en día se puede llegar hasta ella a través del funicular o bien a pie.

En cuanto al precio de la entrada, nosotros lo compramos online unos días antes y nos costó 11.90€ con el trayecto en funicular incluido. Puedes comprar tus billetes a través de este enlace.

Probar el Mozartkugel, dulce típico de Salzburgo

Llamadme ignorante pero no era conocedora de esta delicia hasta que llegué a Salzburgo. El Mozartkugel es una bolita de turrón, pistacho y mazapán cubierta de chocolate negro que sabe como un pedacito de cielo.

Aunque podrás comprarlo en muchos lugares de la ciudad, el sitio original es el Fürst café. Allí fue donde el confitero Paul Fürst creó la receta de este peculiar bombón en el año 1890.

Foto de Herold.at

Disfrutar de las mejores vistas de la ciudad en Kapuzinerberg

Y al contrario de lo que puedas pensar, las mejores vistas de Salzburgo no son las que verás desde la fortaleza, sino desde la colina que está justo en frente y al otro lado del río. La subida es un poco empinada pero las vistas merecen totalmente la pena. Nosotros fuimos para ver el atardecer en un día de verano, y también había gente haciendo picnic o tomándose unas cervecillas, así que es otra idea que puedes llevar a cabo en esta preciosa ciudad.

 

Y hasta aquí la guía para conocer Salzburgo en un día. Cualquier duda no dudes en escribirla en los comentarios 🙂

 

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search