Todo lo que necesitas saber para visitar Petra en Jordania

 In Destinos

Llevaba años soñando con visitar Petra aunque a decir verdad tampoco sabía mucho sobre el lugar. Una vez comprados los billetes para visitar Jordania y comenzando a planificar el viaje, descubrí que Petra era mucho más que esa célebre fachada del Tesoro entre escarpados cañones (ignorancia la mía!). De hecho, nosotros dedicamos 2 días a explorar Petra y caminamos cada día más de 20 kilómetros. Esta guía cubre todo lo que considero que tienes que saber para visitar Petra en Jordania como un pro.

Guía completa para visitar Petra

Historia de Petra

Antes de lanzarme a contar qué hacer en Petra con todo lujo de detalles y las diferentes rutas que puedes hacer por la ciudad perdida, creo que es importante conocer un poco su contexto y su importancia histórica, ¿no?

¿Qué es Petra entonces? Petra es uno de los mayores enclaves arqueológicos del mundo, también considerada como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno y Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La historia de Petra se remonta a la época de los nabateos en el siglo VII A.C y fue un lugar de tremenda importancia para las rutas de comerciantes entre el Mar Mediterráneo y Medio Oriente. Sin embargo, con el tiempo las rutas comerciales fueron cambiando y la ciudad se quedó totalmente abandonada en la Edad Media, siendo solamente conocida por los locales de la zona. 

Ya en el año 1812, Jean Louis Burckhart, explorador suizo y amante de la cultura árabe, oyó hablar de una especie de “ciudad perdida” en esta región. El único problema es que el acceso solamente estaba permitido para musulmanes por lo que se tuvo que disfrazar de árabe y poner la excusa de que tenía que hacer un sacrificio ante uno de los santuarios. De hecho, durante todo el recorrido que hizo con un guía local tuvo que disimular su asombro ante semejante grandiosidad y evitar tomar notas para no ser descubierto. 

Fue así como Petra fue descubierta para el mundo occidental.

Consejos generales para organizar tu visita a Petra

Cómo llegar a Petra

Lo más habitual es que llegues a Jordania desde el aeropuerto de Amán. Petra está situada a 230 kilómetros al sur de Amán, lo que vienen siendo en torno a 3 horas de viaje en coche. 

Una vez en Amán tienes varias opciones: alquilar un coche, contratar un tour privado para llegar hasta Petra, o usar transporte público.

La forma más económica y fácil para llegar a Petra (y la que nosotros usamos) fue coger un autobús de la compañía JETT desde Amán hasta Wadi Musa. El viaje de ida por persona cuesta 11 JD y son en torno a 4 horas de viaje. Además, te recomiendo que lo compres al menos con un día de anticipación, sobre todo si viajas en temporada alta. El mayor inconveniente es que solamente hay un bus al día que sale de Amán a las 6:30 de la mañana y vuelve desde Petra a las 5 de la tarde.

¿Cuánto cuesta la entrada a Petra?

Actualmente la entrada a Petra para turistas cuesta 50JD para un día, 55JD para 2 días y 60JD para tres días.

Una forma de que te salga más barato es comprándote el Jordan Pass, el cual por 75 JD incluye la entrada a Petra dos días, el precio del visado y la entrada a la mayor parte de las atracciones turísticas de Jordania (incluyendo Jerash, la Ciudadela de Amán o la entrada al desierto de Wadi Rum).

 

¿A qué hora abre Petra?

Las horas de entrada y cierre de Petra dependen de la época del año. Durante la época de verano, el Centro de Visitantes está abierto desde las 6am hasta las 6pm, y en invierno abre de 6AM a 4PM. 

También hay instrucciones que dicen que tienes que salir de Petra en verano a las 7pm y en invierno a las 5pm.

¿Cuál es la mejor época para visitar Petra?

Tanto para visitar Petra como cualquier otro lugar de Jordania, la mejor época es la primavera y el otoño puesto que es cuando las temperaturas son más suaves y sin tener haber comenzado todavía la época de lluvias (que va desde Noviembre hasta Marzo)

 

¿Cómo vestirse para visitar Petra?

Petra es un enclave arqueológico y de tremenda importancia histórica pero no es un lugar religioso. Por este motivo, no es necesario que lleves un pañuelo ni que te cubras los hombros y las piernas.

Lo que sí que te recomiendo es que te vistas de forma cómoda porque hay muchas rutas para hacer en Petra así que lo más probable es que termines andando kilómetros y kilómetros. Y de calzado, si llevas unas botas o sandalias de senderismo (dependiendo de la época) pues mucho mejor!

¿Hay baños dentro de Petra?

Sí, hay baños tanto en el Centro de Visitantes como a lo largo del valle. Algunos de ellos no están en las mejores condiciones del mundo, pero es parte de la experiencia 🙂

 

¿Hay sitios para comer y beber dentro de Petra?

Sí. Hay sitios para comer tanto en el Centro de Visitantes como dentro del propio recinto de Petra. De hecho, tampoco hace falta que te obsesiones con llevar mucha agua porque podrás comprarla en cualquier lugar a lo largo del lugar.

Respecto a la comida, hay puestecitos a lo largo de todo el valle en los que podrás comprarte gallegas, patatas o en los que te pueden preparar un sandwich. Si quieres comer más copiosamente, tendrás que irte a uno de los dos restaurantes que hay dentro de Petra: el Crown Plaza Basin o Nabatean Tent. El primero tiene pinta de ser bastante más caro, pero en el segundo tienes comida buffet por 12JD (sin incluir bebida) y la verdad es que no estaba nada mal.  Ambos se encuentra situados en el centro de Petra, justo antes de comenzar la ruta hacia el Monasterio.

¿Cuánto tiempo necesito para visitar Petra?

He aquí la gran pregunta y que la verdad depende mucho de cada persona y de su interés en visitar enclaves arqueológicos o hacer rutas de senderismo.

Digamos que hay gente que llega a Petra, hace el paseo por el desfiladero del Siq, se saca unas fotos en frente del Tesoro y se va. A mí la verdad que me parece una verdadera pena teniendo en cuenta todas las maravillas que hay en Petra más allá del Tesoro. 

Nosotros estuvimos 2 días en Petra, el primero llegamos sobre las 12 del mediodía y en el segundo estuvimos recorriendo Petra desde las 6 de la mañana y hasta casi las 6 de la tarde. Aún con esto nos quedaron miradores y alguna otra pequeña cosa por ver, aunque sí que es cierto que nos parábamos a hacer un montón de fotos e hicimos también bastantes descansos (nada mejor que relajarse tomando un té o un zumo de granada ante esos paisajes!)

¿Es Petra un lugar seguro?

Petra es un lugar perfectamente seguro, aunque sí que es verdad que los locales que trabajan o viven a lo largo del recinto no son los más agradables del mundo y que a veces se pueden llegar a comportar con cierta “agresividad”. ¡Nada que ver con la gente del resto de zonas de Jordania o con los beduinos del desierto!

Para las mujeres que viajan solas a Petra, se han reportado casos de locales que les han ofrecido té o cenar en algunas de sus cuevas para luego asaltarlas sexualmente a robarles. Para evitar situaciones así, lo mejor siempre es aplicar tu propio sentido común.

 

¿Dónde dormir para visitar Petra?

Wadi Musa es la ciudad que ha crecido alrededor de Petra. De hecho, en los años 80 y con el auge del turismo en Petra, se expulsó también a muchos beduinos que vivían en las cuevas de “la ciudad perdida” y algunos de ellos se mudaron a su vecina Wadi Musa. 

Nosotros dormimos en el Peace Way Hotel, que está bastante bien ubicado, sirven un buen desayuno y su personal es super amable. Si buscas algo más lujoso, puedes echarle un vistazo también al Marriot o al Movenpick.

Consejos para disfrutar más de tu visita a Petra

Levántate temprano

Tanto en invierno como en verano, Petra abre a las 6am. Si quieres asegurarte de pasar por el desfiladero del Siq o de ver el Tesoro sin toda la marabunta de gente, te recomiendo que estés en la entrada a las 6am. Madrugar cuesta, pero nosotros disfrutamos muchísimo de ver Petra casi vacío durante las dos primeras horas del día.

Entrar a Petra por la puerta de atrás

Este es un consejo que me dieron, pero que lamentablemente no pude poner en práctica porque no lo organizamos lo suficientemente bien.

Básicamente el truco consiste en llegar a Petra a través de la “back door” y así evitar también toda la gente que se agolpa en la entrada principal. El principal problema es que el camino no está muy bien señalizado así que necesitarás un guía. ¿Otra cosa positiva de entrar en Petra por la puerta de atrás? Que te evitarás hacer los más de 800 escalones de subida al Monasterio y solamente tendrás que bajarlos.

 

Qué ver en tu visita a Petra

Una vez comentados todos esos detalles que tienes que tener en cuenta para visitar Petra en Jordania, vamos allá con los lugares que no te puedes ver.

El desfiladero del Siq

El primero de los lugares de esta lista de qué ver en Petra es el desfiladero del Siq.

Este cañón de 1,2 kilómetros se considera la gran puerta de entrada a “la ciudad perdida” y caminar entre esas rocas anaranjadas y rosadas hasta que el Tesoro se abre delante de ti es un verdadero sueño.

El Tesoro de Petra

La atracción más famosa de Petra es sin duda el Tesoro, una auténtica maravilla excarvada por los nabateos en la propia roca. Mide 40 metros de altura y 28 metros de ancho y te llamará especialmente la atención el nivel de detalle que todavía conserva. 

El Tesoro fue construido en el siglo I a.c, aunque no se sabe con seguridad si fue un templo de culto nabateo o una tumba. Muchos siglos después supongo que ya sabrás que ha servido de escenario de varias películas, entre ellas Indiana Jones 🙂

Calle de las fachadas

La Calle de las Fachadas no será tan impresionante como otros de los monumentos de Petra, pero sí que constituye otro lugar muy interesante de ver sobre todo para hacerse una idea de cómo eran las tumbas o las casas de los nabateos pertenecientes a las clases más bajas. 

El Teatro de Petra

Una vez que pasas el Tesoro y comienzas la caminata hasta el Monasterio, te encontrarás con el Teatro de Petra. 

Durante la época nabatea, el Teatro de Petra tenía capacidad para 3000 personas. Luego vinieron los romanos y decidieron añadirle 5000 asientos más …¡ahí es nada!

 

Las Tumbas Reales

Al pasar el Teatro Romano, te encontrarás con las Tumbas Reales que son las más alucinantes de todo Petra y cuentan con fachadas que te recordarán al Tesoro o al Monasterio. 

Entre lo más llamativo de este lugar, se encuentra la Tumba de Corintia (es la que más me recordó al Tesoro), la Tumba de la Urna, la Tumba de la Seda o el Monumento del Palacio que tiene hasta cinco alturas. 

La Iglesia Bizantina

Para ser honestos, de la Iglesia Bizantina no queda mucho pero lo que sí merece la pena es ver los espectaculares mosaicos que todavía se conservan en el suelo y en las paredes. ¡Otro buen ejemplo del arte de los nabateos!

 

La vía columnada

Una vez pasadas las Tumbas Reales y el Teatro Romano, te encontrarás de frente con la calle Columnada. Ésta era la principal arteria de la ciudad, en donde también se encontraban las tiendas y los edificios públicos. Hoy en día solamente quedan ruinas pero aún así te puedes hacer una idea de cómo transcurría la vida en la ciudad de Petra. 

El Qasr al-Bint 

El único edificio que se conserva en Petra de los construidos, y no excavado sobre la roca, es El Qasr al-Bint. Se construyó en el siglo I. d. C y su nombre significa Palacio de la Hija del Faraón. Curioso que haya sobrevivido a varios terremotos, a diferencia de muchas otras ruinas de la ciudad de Petra en Jordania. 

 

El Monasterio de Petra

Al Monasterio de Petra le falta el nivel de detalle que tiene el Tesoro, pero su fachada es el doble de grande y es otro de los lugares que no te puedes perder al visitar Petra en Jordania. 

El Monasterio de Petra solamente tiene un “inconveniente”: los más de 800 escalones que tienes que subir para llegar hasta el. Esto se puede hacer todavía más complicado si visitas Petra en verano o durante un dia de mucho calor.  Pero bueno, no te preocupes porque hay un montón de puestecitos por el camino para poder comprarte un agua o un zumo natural y disfrutar también de las maravillosas vistas de esta ruta.

Consejo: Una vez que llegues al Monasterio, verás un camino hacia un mirador (que es el que coge la mayoría de la gente), y otro camino en uno de los laterales que lleva hacia La Pequeña Petra. Piérdete por esta camino un rato y contemplarás unas montañas escarpados de infarto por las que casi no pasa gente.

El Altar de los Sacrificios

De entre todas las cosas que vi en nuestra visita a Petra, una de las que más me impactó fue subir al Altar de los Sacrificios. Aunque también me llevó un gran sacrificio subir hasta aquí teniendo en cuenta que lo dejamos para el final del último día cuando ya estaba súuuuuper cansada. 

Se trata de una subida de 45 minutos y una de las rutas de senderismo más famosas de Petra.  Las escaleras talladas sobre la roca son una verdadera pasada y terminar el día tomándonos un té y disfrutando del atardecer desde este lugar con vistas a todo Petra fue sin duda mi mejor momento del viaje. ¡Se puede decir que el sacrificio mereció la pena!

Petra by night

A la hora de organizar tu viaje para visitar Petra en Jordania, seguramente te encuentres con un evento que se llama “Petra by night” que se realiza todos los lunes, miércoles y jueves por la noche a partir de las 20.30 horas. 

¿En qué consiste? Fundamentalmente caminarás por todo el desfiladero del Siq lleno de velas, para llegar al Tesoro. Allí podrás disfrutar de un espectáculo de música y finalmente ver la fachada del Tesoro iluminada de diferentes colores. La entrada a este espectáculo no está incluida ni en el Jordan Pass ni en la entrada del día y cuesta 17JD.

¿Merece realmente la pena? Nosotros después de leer opiniones por Internet no lo hicimos, pero está cada bien que cada uno haga su propia investigación y que vea si encaja con sus gustos.

Y hasta aquí la guía para visitar Petra y no perderte ningún detalle. Espero que te resulte útil para visitar este maravilloso lugar y si tienes alguna duda o sugerencia, me la pongas en los comentarios.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search