Visitando el castillo de Bran y Rasnov desde Brasov

 In Destinos

Después de la guía completa de Brasov, no podía pasar por alto otros de los lugares más emblemáticos de Transilvania como el castillo de Bran y Rasnov. Ver el atardecer sobre el castillo de Bran mientras que alrededor todo estaba nevado fue una de esas imágenes que se me quedaron bien grabadas en la retina. Si tienes pensado viajar pronto a estos lugares llenos de misterio y protagonistas de tantas leyendas, no te pierdas este artículo.

Guía completa de Bran y Rasnov

 

¿Cómo llegar a Bran y Rasnov?

 

Lo primero de todo decir que puedes hacer Bran y Rasnov en un mismo día ya que además ambas localidades están tirando hacia el sur desde Brasov. En nuestro caso lo hicimos en días separados ya que nos gusta viajar más despacio y conocer no solamente las zonas turísticas, sino también callejear y perdernos por los lugares a los que los turistas no suelen llegar.

Desde la estación de autobuses de Brasov, puedes coger un bus para llegar a Rasnov en un trayecto de aproximadamente 30 minutos. Estos autobuses tienen una frecuencia de aproximadamente 15 minutos entre semana, y 30 minutos los fines de semana. El precio del billete es de 4 LEI (1€).

Por otra parte, para llegar al castillo de Bran el trayecto durante en torno a los 45 minutos y estos autobuses suelen pasar cada media hora de lunes a viernes, y cada hora los fines de semana. En este caso el precio del billete es de 7 LEI (1.50€). Puedes ver los horarios los autobuses a Bran y Rasnov aquí.

Si vas a visitar ambas localidades en un día es importante que le eches un vistazo al horario de apertura del castillo de Bran para organizarte mejor. Durante la temporada baja (que va desde el 1 de octubre hasta el 31 de marzo) el castillo cierra a las 4pm, y durante el resto del año a las 6pm.

Otra opción es usar Uber o taxis para moverte entre Brasov, Bran y Rasnov. Para que te hagas una idea un Uber desde Brasov hasta Rasnov cuesta alrededor de 42-54 LEI (9-11.5€).

 

¿Qué hacer en Rasnov?

 

Rasnov se encuentra a alrededor de 15km al sur de Brasov y se trata de un pueblecito con una ciudadela en lo alto de una colina. Esta fortaleza se remonta a más de 700 años atrás y tiene una larga historia como punto de defensa estratégico. Además, la fortaleza solamente fue conquistada una vez durante el siglo XVII cuando el ejército invasor descubrió su suministro de agua secreto.

Nada más llegar a Rasnov, estoy segura de que tu mirada se dirigirá inmediatamente hacia arriba. El nombre de la ciudad se alza con letras de tipografía “estilo Hollywood” al lado de la fortaleza y en medio de un frondoso bosque verde…¡Una imagen digna de postal!

rasnov

Aunque puedes subir hasta la ciudadela andando, la opción más cómoda es coger el ascensor que cuesta 12 LEI ida y vuelta (2.60€). Después tendrás que pagar otros 12 LEI por entrar en la propia fortaleza.  Una vez allí podrás callejear por sus calles empedradas y conocer un poco más sobre la historia de este precioso lugar.

Nosotros tuvimos la suerte de que justo al subir en el ascensor empezó a nevar un montón y aunque nos empapamos de lo lindo, mereció la pena ya que a los 30 minutos se despejó totalmente, así que nos quedaron unas preciosas fotos con cielo despejado y la nieve.

rasnovPor otra parte, aunque el pueblecito en sí no tiene nada monumental (me refiero a la zona de abajo, no a la ciudadela), siempre es interesante darse un paseo para ver como transcurre la vida en esta zona de Transilvania. Para comer, recomiendo el restaurante La Promenada en el que tuvimos hasta música en directo.

 

Descubriendo Bran y su castillo

 

Al siguiente día nos fuimos hacia el lugar más turístico de Transilvania como es el castillo de Bran. Era el 31 de octubre así que te puedes imaginar la cantidad de gente que había tanto en el autobús como en Bran con motivo de la fiesta de Halloween.

De nuevo estaba todo nevado así que los paisajes en el autobús de camino a Bran era preciosos. Una vez allí, la mayor parte de la gente va directamente al castillo o a alguno de los restaurantes cercanos a comer algo, pero a nosotros nos apetecía perdernos un poco entre las casitas de los alrededores y así lo hicimos. Aún así, se trata de un pueblo que ha crecido en base al turismo, así que es un poco complicado encontrar zonas o restaurantes de autóctonos.

castillo de branLa entrada al castillo de Bran cuesta 35 LEI (7.8€) y aquí puedes echarle un vistazo a los horarios. No puedo negar que la vista del castillo de Bran es increíble desde cualquier punto del pueblo, sin embargo el museo en sí está bastante falto de contenido y puede ser un bastante decepcionante si te esperas encontrar con la leyenda del conde Drácula.

Para empezar, la vinculación del conde Drácula con Bran es prácticamente inexistente. Vlad Tepes fue un príncipe del sur de Rumanía que luchó contra el imperio otomano y en cuya figura se inspiró el escritor irlandés Bran Stoker para dar vida al personaje del Conde Drácula. Sin embargo, el castillo de Vlad Tepes era realmente el castillo de Poenari, el cual hoy en día es un castillo en ruinas que se encuentra a cerca de 3 horas en coche de Bran.

En vista del mal estado de este castillo original, El dictador Ceaucescu tuvo buen ojo y dado que Brasov estaba mucho mejor comunicada y es la capital del esquí rumana, decidió crear toda esta leyenda en torno al castillo de Bran. Así que en realidad Vlad Tepes, alias el Conde Drácula, nunca vivió en este castillo ni nada que se le parezca.

Una vez asumido esto, la mayor parte del interior del museo está relacionado con la reina María de Rumanía y la princesa Ileana y podrás ver bastantes estancias amuebladas del siglo XIX. Si te interesa esta otra parte de la historia, tendrás que compartir la visita al castillo con grandes multitudes lo que también le resta bastante encanto.Eso sí, no todo va a ser negativo y las vistas desde el castillo también son muy bonitas.

vistas desde el castillo de branA la hora de comer, todos los sitios alrededor del castillo son bastante turísticos con precios más elevados para la media de Rumanía. Nosotros comimos en el restaurante Burg, que tampoco es el mejor restaurante del mundo pero tienen tanto platos locales como pasta y pizza a buen precio.

Y si tienes la oportunidad de quedarte hasta un poquito más tarde y ver el atardecer sobre el castillo de Bran, te lo recomiendo totalmente ya que fue sin duda mi momento favorito del día.

castillo de bran

El santuario de osos en Zarnesti

 

Por último, no podía terminar este post sin destacar el santuario de osos de Zarnesti, que está muy cerca de Bran y Rasnov. No se trata de un zoo ni nada por el estilo, sino que es el santuario de osos más grande en Europa y tiene una muy bonita historia detrás y hecha por gente con una gran solidaridad.

Fundamentalmente aquí conviven en torno a 100 osos. Muchos de ellos han sido rescatados de circos, donde se les explotaba día a día en búsqueda de los aplausos de la gran audiencia. Otros tienen lesiones de por vida a raíz de ser usados para sesiones fotográficas o ser golpeados al intentar domesticarlos. El personal de Libearty, que es como se llama este santuario, se encarga de alimentarlos y mimarlos en este espacio en el que viven en semi-libertad.

Para visitar Libearty, hay unos horarios muy estrictos que ya no quieren que el turismo perjudique el día a día de estos animales. Por eso, para llegar hasta aquí primeramente tendrás que ir a reservar tu visita con la oficina de información turística de Brasov con un par de días de antelación. La última visita del día suele ser sobre las 11am, que es cuando el personal los está alimentando.  Aquí puedes ver más información.

libearty

¿Y tú tienes pensado viajar ya a Bran y Rasnov? Cuéntame tus planes en los comentarios 🙂

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

campos de arroz en lombokplanes gratis en dublin