8 cosas que hacer en Alfama, el barrio de moda de Lisboa

 In Destinos

Alfama es el único barrio de Lisboa que sobrevivió al terremoto que asoló la ciudad en el año 1755 y caminar por sus empedradas y empinadas calles es como echar un vistazo al pasado. Aquí la ropa tendida sobre las cuerdas de las fachadas ya forma parte de la propia arquitectura del lugar a la vez que sus azulejos dan vida y color a cualquier rincón. Además, en los últimos tiempos artistas urbanos han encontrado en las calles de Alfama un lugar perfecto para plasmar sus emociones y pensamientos creando un puente entre lo moderno y lo tradicional. Y si te gusta la fotografía, cualquier detalle de Alfama te servirá como excusa para pararte y darle al botón.

En resumidas cuentas, hay mucho que ver y hacer por las calles de Alfama. Eso sí, ¡prepárate para subir y bajar cuestas!

 

8 cosas que hacer en Alfama

 

Castillo de San Jorge

El castillo de San Jorge se ha ganado a pulso su primer lugar en esta lista de cosas que hacer en Alfama. Esculpido sobre lo alto de una colina, se puede ver desde prácticamente cualquier parte de Lisboa. Además, fue la sede del poder durante  400 años, aunque el castillo actual fue restaurado a comienzos del siglo XX.

Dado que es una de las principales atracciones turísticas de Lisboa, es mejor ir a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar las colas. Desde aquí también podrás disfrutar de una completa vista panorámica de la ciudad en 360º gracias al periscopio de Da Vinci que se encuentra en la Torre Ulises dentro del castillo.

El precio de la entrada al castillo de San Jorge es de 8.50€

Mirador de Portas do Sol

Lisboa es de sobra conocida por sus miradores. Y es que es una gozada subir a algunos de estos puntos y contemplar la belleza de los edificios de la capital portuguesa con el mar como telón de fondo. En el barrio de Alfama destaca el Mirador de Portas do Sol desde el que incluso se puede ver el río Tajo. ¡Muy recomendable para ir al atardecer!

Museo del fado

Escuchar un fado es como escuchar el alma de Portugal. Así que para adentrarte más en la cultura del país puedes acercarte al museo del fado en Alfama.

Se dice que este nostálgico estilo musical nació de los corazones de familias de marineros que se quedaron en tierra y de hecho fue considerado por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial en el año 2011. En este imperdible museo puedes descubrir su historia y lo que significa para la ciudad, así como disfrutar de carteles, grabaciones, discos y hasta un salón de la fama.

La entrada al museo del fado cuesta 5€.

 

Tranvía 28

El mítico tranvía con aires vintage y color amarillo es el símbolo por excelencia de la ciudad de Lisboa. Parte desde la plaza Martim Moniz y recorre las serpenteantes calles de Alfama así que es una fantástica forma de conocer el corazón del barrio más antiguo de la ciudad.

Si vas a usar este mítico tranvía, deberás saber que actualmente se trata de un autobús totalmente turístico por lo que tendrás que tener bastante cuidado con los carteristas.

Escaleras de São Cristóvão

Las escaleras de São Cristóvão es uno de mis rincones favoritos de Lisboa. Entre las calles de Alfama y otros barrios históricos de Lisboa nació el fado y este lugar rinde homenaje al estilo musical más popular de Portugal.

Un colorido graffiti creado por varios artistas locales llama la atención de todo el que pasa por este rinconcito ya que simboliza la identidad del vecindario a la perfección. Por una parte, en el graffiti está Fernando Mauricio, el fadista más respetado de Alfama así como María Severa, que según dice la leyenda fue la primera fadista de la historia. También se han dibujado las míticas casas de Alfama, la iglesia de São Cristóvão o las ancianas charlando en sus puertas.

Catedral de Lisboa

Otra de las cosas que hacer en Alfama debe ser visitar su catedral. Se remonta al siglo XII y es la iglesia más antigua de Lisboa. Con su estilo gótico, bien es cierto que no se puede comparar con otros monumentos religiosos de la capital portuguesa pero aún así merece la pena una visita.

En lo que respecto a su historia, fue construida por el primer rey de Portugal en el lugar en el que anteriormente se encontraba una mezquita. De hecho, es bastante impresionante porque partes de la antigua muralla de la mezquita se han descubierto posteriormente en la zona de los claustros.

La entrada es gratuita y abren todos los días de 9am a 7pm.

 

El arte urbano de Alfama

Alfama es un lugar muy bohemio lleno de arte urbano así que mientras caminas por las calles de este viejo barrio te encontrarás con muchos pedacitos de arte. Aunque las escaleras de São Cristóvão son quizás el lugar más emblemático, no muy cerca de allí entre Portas de Santo Antão y Praça dos Restauradores te encontrarás también un tributo urbano a Amália Rodrigues, responsable de refinar el fado que hoy todos conocemos.

Y para descubrir más piezas de arte urbano, solamente tienes que callejear y mantener los ojos bien abiertos.

Perderse por sus calles

Hay muchos lugares y edificios que ver en Alfama, pero una de las mejores formas de sentir este barrio es perdiéndose por sus empedradas calles que serpentean hasta el cielo. Aunque el turismo es cada vez mayor en esta zona de Lisboa y cuenta con la mayor concentración de Airbnb de la ciudad, continúa manteniendo su esencia y es muy probable que mientras paseas por sus calles alguna melodía de fado se cuele en tus oídos.

Y hasta aquí la lista de cosas que hacer en Alfama. ¿Se te ocurre alguna más? ¿Te has enamorado tu también este bohemio barrio del corazón de Lisboa?

Por cierto, si vas a pasar unos días en Lisboa no te olvides de visitar el encantador Palacio da Pena en Sintra.

 

 

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search