10 cosas que hacer y ver en Liubliana

 In Destinos

Parece mentira que en una ciudad tan pequeña puedan caber tantas cosas, sobre todo puentes, dragones y zonas verdes. Liubliana es una ciudad discreta al lado de otras grandes capitales de Europa pero toda una sorpresa para el visitante. Aquí te cuento las 10 mejores cosas que hacer y ver en Liubliana para que puedas disfrutar de esta ciudad y su ambiente relajado.

 

Que hacer y ver en Liubliana

 

Acercarse a Tromostovje, el puente triple de Liubliana

Liubliana tiene un montón de puentes a lo largo de su río pero es que además uno de ellos es triple. ¿Cómo se entiende esto? Pues básicamente existe un puente central que se construyó en el año 1842 y que servía para conectar los pueblos de un lado y otro del río. Al arquitecto Jože Plečnik no le pareció suficiente y añadió dos puentes más peatonales a ambos lados del puente central, creando de esta manera el monumento más popular de la capital eslovena.

Pasarse por el resto de puentes de la ciudad

Como he dicho antes, Liubilana tiene muchos puentes y lo más especial es que cada uno cuenta una historia distinta. El Cobbler´s bridge o Puente de los Zapateros era donde el gremio tenía sus talleres. En la Edad Media había una entrada de peaje a la ciudad, por lo que los artesanos se colocaban en este puente para evitar pagar impuestos (una versión antigua del duty free)

Otro puente destacado es el Butcher’s Bridge o Puente de los Carniceros. Irónicamente y a pesar de su nombre poco romántico, se trata del puente del amor en Eslovenia ya que es donde las parejas van a colocar sus candados. Para completar la paradoja en este puente también se encuentra las esculturas de Adán y Eva avergonzados por haber sido desterrados del paraíso o la de Prometeo corriendo sin tripas. ¡Nada romántico!

Perseguir al dragón

A cualquiera que le preguntes sobre que hacer y ver en Liubliana, te dirá que tienes que ver a los dragones. Esta manía de los eslovenos por los dragones viene de una leyenda que cuenta que el héroe mitológico Jasón y sus Argonautas llegaron hasta la capital eslovena para matar a un dragón después de una dura y sangrienta lucha.

Hoy en día el dragón es el símbolo de la ciudad y los verás por todas partes. Sin embargo, los más famosos son los que se encuentran en el Puente de los Dragones.

Probar la comida local

No te puedes ir de Liubliana sin probar sus típicas embutidos, carnes o su típico Štruklji, un pastel de harina relleno normalmente con requesón y crema de nueces. También tienes que comer el famoso Kranjska Klobasa, que aunque a simple vista pueda parecer una salchicha normal, lo cierto es que es mucho más que eso. Se hace con carne y tocino de buena calidad y se condimenta con ajo y pimienta. Lo sorprendente es que no se fríe, sino que se hierve con agua caliente.

Para probar el mejor Kranjska Klobasa de Liubliana, te recomiendo que te pases por el popular Klobasarna. Otra opción para probar comida tradicional con toques modernos en el Slovenska Hiša, en donde también sirven un muy buen desayuno. Y otra opción es hacerte un tour gastronómico por la ciudad.

Perderse por su casco antiguo

Callejear es siempre la mejor forma de conocer una ciudad, y en el caso de Liubliana no puedes perderte pasar por la Plaza Preseren, el Ayuntamiento, la calle Mestni o las plazas Las plazas Stari y Gornji trg trg.

Otra buena idea para conocer el centro de Liubliana es alquilar una bicicleta. Para ello, solamente tendrás que acercarte a la Oficina de Información Turística en donde podrás alquilar una por 2-3€.

Dormir en una antigua prisión

¿Te imaginas dormir entre barrotes? Pues en Liubliana es posible en el Hostel Celica, una antigua prisión militar reconvertida en un hostal gracias al trabajo de más de 80 artistas.

La prisión comenzó a funcionar como tal en el año 1882 durante 100 años y hoy en día cada una de las celdas es una única obra de arte con un mismo rasgo en común: los barrotes. Y es que a pesar de las reformas que se hicieron para darle el toque bohemio que tiene a día de hoy, todas las habitaciones mantienen los barrotes en puertas y ventanas.

Otra cosa curiosa de este hostal es que a pesar de que cada una de las habitaciones tenga un estilo distinto no podrás escoger una en concreto según tus gustos. La idea es replicar el concepto de que los prisioneros tampoco podían escoger su celda cuando llegaban a prisión.

Puedes conocer más detalles del Hostel Celica a través de su página web o en Booking.com.

Fotos de Lonely Planet

Disfrutar del arte urbano en Metelkova

¿En busca de un poco de “rollito” alternativo? En el barrio de Metelkova podrás disfrutar del mejor arte urbano de la capital de Eslovenia y también de un gran ambiente nocturno en lo que en su día fue una zona militar.

Metelkova estuvo ocupada por el ejército desde la época del imperio Austro-Húngaro hasta el año 1991, fecha en la que Eslovenia se independizó de Yugoslavia. En ese momento las fuerzas armadas yugoslavas se retiraron y esta zona se quedó abandonada. Durante una década se plantearon qué hacer con esta zona y estuvo a punto de ser demolida. Sin embargo, un grupo de artistas y jóvenes locales decidieron crear allí una especie de sede cultural y convertirlo en un lugar lleno de arte, libertad y creatividad.

Hoy en día pasearse por Metelkova es un espectáculo para la vista. Además, aquí se han instalado varias galerías de arte, bares o estudios de música alternativa.

Subir hasta el castillo de Liubliana

Otra de las mejores cosas que hacer y ver en Liubliana es subir hasta su castillo, el cual se encuentra en la cima de una colina. Se puede subir tanto a pie como en funicular. Si te decides a hacerlo andando como nosotros, no son más de 20 minutos.

Una vez en este magnífico castillo, podrás disfrutar de unas estupendas vistas de Liubliana o hacer una interesante visita guiada llamada “Time Machine” que lleva a los visitantes a conocer los períodos más relevantes del pasado de la capital eslovenia.

El precio de la visita guiada es de 10€ o de 12€ con el funicular incluido. Puedes ver más información aquí.

Disfrutar de los espacios verdes de la ciudad

En cuanto empieces a recorrerte Liubliana, no te extrañarás de que esta pequeña ciudad haya ganado el premio a la ciudad más verde de Europa. Además, el ayuntamiento ha ido tomando medidas a lo largo de los años para convertirla en una de las ciudades más sostenibles: convirtió en peatonales muchas de las calles del centro, colocó fuentes de agua potable por todas partes y hasta cuenta con un mini autobús que funciona con electricidad.

Y por último, para disfrutar del verde de la ciudad nada mejor que acercarse al parque Tívoli.

Salir de Liubliana

Aunque suene raro, una de las mejores cosas que hacer y ver en Liubliana es salir de la ciudad y conocer lugares tan increíbles como el lago Bled, el lago Bohinj o la garganta Vintgar. En este artículo te cuento las mejores cosas que hacer en el lago Bled y alrededores.

Datos útiles para planificar tu viaje

  • ¿Cómo llegar a Liubliana?

Liubliana es una ciudad muy bien conectada tanto a través de trenes como de autobuses

Nosotros llegamos desde el lago Bled en un trayecto en tren de unos 50 minutos. A la vuelta, cogimos un Flixbus para volver a Viena. Puedes ver los horarios de tren aquí y las rutas de Flixbus aquí.

  • ¿Qué otras cosas hacer en Eslovenia?

Conocer el lago Bled y alrededores
Cómo llegar al mirador Mala Osojnica, el mejor mirador del lago Bled

 

Y hasta aquí la lista de cosas que hacer y ver en Liubliana. ¿Tienes alguna más que añadir? 🙂

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search